.
.

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO DE LA SIERRA DE CAMARA Poblado orientalizante


La cultura ibérica se formó en gran parte debido a las influencias de fenicios y griegos sobre un sustrato poblacional previo que habitada la costa mediterránea de la Península ibérica allá por los siglos IX-VII a.C. Uno de los puntos claves en este origen de la cultura ibérica es la provincia de Alicante. La influencia fenicia llegó desde el mar, cosa lógica al tratarse de estos importantes marineros que movidos por el comercio recalaron en las costas alicantinas. Los fenicios crearon en la pinada de Guardamar la ciudad fenicia conocida como La Fonteta de la que aun podemos ver los restos arqueológicos. Más información sobre LaFonteta en este enlace.


Desde La Fonteta se empezó a extender la influencia orientalizante sobre el sustrato poblacional de la Primera Edad del Hierro que residía en las costas y montañas alicantinas. Así ocurrió en otro yacimiento importante en el proceso de aculturación orientalizante y formación de la nueva cultura ibérica. Nos estamos refiriendo al yacimiento de Peña Negra, en la sierra de Crevillente. En este yacimiento los investigadores han constatado que población fenicia se integró dentro de la población autóctona extendiendo su cultura y sus maneras industriales y artesanales, y probablemente también muchos aspectos de su religiosidad.
El yacimiento de la cima de la sierra de Camara es otro de los pocos yacimientos donde ha perdurado esta huella fenicia. Aunque todavía el yacimiento arqueológico no se ha excavado científicamente han aparecido en las prospecciones centenares de cerámicas de origen fenicio relacionadas culturalmente con las cerámicas fenicias de Peña negra. Además algunas contienen grafitos y marcas, en cuantía superior a la mayoría de los yacimientos orientalizantes de la Comunidad Valenciana.

Por tanto, podemos seguir una vía importante de penetración de la influencia fenicia en tierras alicantinas. Esta vía de influencia cultural empieza en la ciudad fenicia costera de La Fonteta, pasó sin duda por la importante ciudad de Ilici en la Alcudia-Elche, se fusiona con la cultura autóctona en Peña Negra y avanza por el histórico corredor del Vinalopó siendo el yacimiento de la sierra de Camara punto clave en esta expansión ya que controla todo el corredor del Vinalopó desde su estratégica posición elevada.
El yacimiento arqueológico de la Sierra de cámara se encuentra en la plataforma superior de la sierra de Camara a más de 800 metros de altura. Pertenece al municipio de Elda. En la parte superior de la Sierra se encuentra una zona mas llana que cae desde el actual vértice geodésico hacia el norte-noreste. Esta explanada es el lugar donde debieron estar las casas del poblado. Allí se han encontrado la mayor parte de las cerámicas que relacionan este yacimiento arqueológico con las influencias fenicias.

El poblado orientalizante de la cima de la sierra de Camara surgió hacia los años 750/700 a.C. Era un estratégico centro de control viario y comercial. No cabe duda que el emplazamiento del poblado orientalizante de Camara estaba perfectamente elegido.Desde la cima de la sierra de Camara se tiene un dominio extraordinario de todo el Valle del Vinalopó. Este corredor comunica la costa alicantina con la meseta y a la altura de Villena además enlaza con el corredor de Yecla que lleva a Murcia y Andalucía. El yacimiento de Camara domina esta gran vía de comunicación, comercio e influencias culturales. Por aquí pasaban las principales veredas ganaderas y de comercio del cereal además de la sal que se explotaba en las salinas de la zona de Villena. La sal en esa época tenía una gran importancia, usándose incluso como moneda de cambio.
Zona de hábitat del yacimiento de la sierra de Camara. Al fondo la localidad de Sax.
El poblado de la sierra de Camara estuvo fortificado. Aunque debido a la falta de excavaciones arqueológicas no se pueden apreciar estructuras de las viviendas, si podemos ver parte de la muralla que defendía el enclave. Se encuentra en el acceso más fácil a la cima de la sierra y al poblado. De hecho el sendero que lleva a lo alto de la sierra de Camara atraviesa el tramo de muralla visible. La muralla se encuentra en el sector oeste del yacimiento arqueológico. En los flancos norte, oeste y sur los fuertes escarpes protegen de manera natural el poblado. Por tanto la muralla defendía la parte más desprotegida del poblado protohistórico.

Muralla del poblado fortificado orientalizante de la sierra de Camara
Derrumbe de la muralla de Camara
No sabemos si los que vivieron en el poblado fueron fenicios, gentes autóctonas claramente influenciadas por los fenicios de Peña Negra y la Fonteta o una mezcla de fenicios y autóctonos. Sólo las excavaciones arqueológicas pueden sacarnos de la duda. Es una pena que un yacimiento arqueológico tan importante en la formación de la cultura ibérica como el de Camara este sin estudiar adecuadamente. Antonio Poveda, director del Museo Arqueológico de Elda y gran estudioso y divulgador del patrimonio eldense, me comentó sus esfuerzos para que se puedan acometer las excavaciones arqueológicas oportunas. Ójala las administraciones financien el estudio del yacimiento arqueológico de Camara que a día de hoy es uno de los más prometedores de la arqueología de la Comunidad Valenciana.
Desde la cima de la sierra de Camara, donde se encuentra un vértice geodésico, podemos disfrutar de una gran panorámica que durante el período orientalizante, debió tener una importancia estratégica clave para levantar este poblado a más de 800 metros de altura.

En el vértice geodésico de la sierra de Camara
Grandes panorámicas desde la cima de la sierra de Camara
El poblado orientalizante estuvo habitado entre los siglos VIII y VI a.C. De fechas posteriores también se ha encontrado cerámica tardorromana, No sabemos qué tipo de establecimiento pudo haber aquí en época romana. Es muy probable que fuera una atalaya o lugar de vigilancia del Valle del Vinalopó.
Este artículo ha sido escrito en febrero de 2017. Esperemos que en breve tiempo esta entrada del blog quede obsoleta y ya podamos hablar de las excavaciones arqueológicas del yacimiento de Camara. Para ello las administraciones deben valorar la importancia cultural y patrimonial del lugar. Esta importancia debe ser difundida para que la sociedad civil conozca el yacimiento de Camara e inste a sus políticos a mover los recursos públicos necesarios para su excavación y puesta en valor. Además, según me comentó Antonio Poveda los recursos necesarios son muy modestos. 
Que este artículo valga para el mayor conocimiento del yacimiento de Camara. Ese es mi deseo.

El yacimiento de la sierra de Camara está declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Zona arqueológica. Hemos de tratarlo con el mayor respeto si lo visitamos y dejarlo exactamente igual a como lo encontramos. Defendiendo el patrimonio y nuestra historia perpetuamos el legado de nuestros antepasados y ganaremos la admiración y el cariño de nuestros descendientes.

Bibliografía:
 Antonio Poveda Navarro: "Historia de Elda, Tomo I"

© Julio Asunción