.
.

LA FONTETA (GUARDAMAR)

  Ir a mapa de yacimientos
 4

mapa la fonteta definitivo


Ver CIUDAD FENICIA DE LA FONTETA (GUARDAMAR) en un mapa más grande

- Poblado
- Fenicio – Ibero antiguo
- Siglos VIII – VI a.C.
- Mapa 914 (3-2) Guardamar del Segura.
- Acceso: fácil.
Este es uno de los más importantes enclaves arqueológicos de todo el levante peninsular. En realidad lo componen dos yacimientos. El más antiguo es la ciudad fenicia, sobre la que se superpone una rábita islámica. Ambos yacimientos se han conservado óptimamente al ser cubiertos por el avance de las dunas, ahora fijadas por la repoblación forestal.

PIC_0080
Tras entrar en Guardamar desde la carretera nacional 332 hay que seguir las indicaciones que señalan “Rábita Califal”. Esto nos llevará a una de las entradas de la pinada que también es conocida como parque Alfonso XIII y dentro de la cual se encuentran la ciudad fenicia y la rábita califal islámica. En este parque está prohibido estacionar fuera de los aparcamientos habilitados al efecto, y como el parking más cercano al yacimiento está bastante alejado es mejor dejar el coche antes de entrar en la pinada, en la misma calle que nos ha acercado hasta la entrada del parque. Desde aquí se tarda menos de 10 minutos en llegar al enclave arqueológico andando. A los 4 minutos de caminar por la carretera que se interna en la pinada llegamos a un desvío. Hay un cartel que pone “aparcamiento 1,2 km”, “dunas de Guardamar 1,6 km”, junto a una señal de prohibido aparcar. Nosotros en vez de seguir la dirección de estas indicaciones tenemos que seguir recto por la carretera que está prohibida para coches y que sigue en dirección Norte, la misma que habíamos traído hasta el cruce. Cien metros mas adelante sale un camino asfaltado a la izquierda, que generalmente está cerrado con una cadena que impide el paso de vehículos y un cartel a la izquierda medio borrado que pone La Fonteta. Recorriendo este vial, enseguida sale un desvío con piso de grava a la derecha y pocos metros más adelante se ve la valla que rodea el yacimiento.
El asentamiento fenicio se emplazó hacia mediados del siglo VIII a.C. sobre lo que entonces era una península en la orilla derecha de la desembocadura del río Segura. Es el único yacimiento de esta cultura en toda la Comunidad Valenciana. Es sumamente destacable por la escasez de yacimientos fenicios que se han conservado en la Península Ibérica. El único comparable son las excavaciones de La Torre de Doña Blanca (Cádiz).
A pesar de encontrarse casi en su totalidad el yacimiento vallado, si recorremos el perímetro podemos apreciar la ciudad y sus defensas con facilidad.
El grueso lienzo de muralla, aún no excavado en su totalidad, es la mejor estructura defensiva conservada perteneciente a esta cultura que se ha encontrado en todo el Mediterráneo Occidental. La muralla conserva cuatro metros de altura y tiene un grosor de otros cuatro metros. Recorriendo el yacimiento podemos apreciar otros muchos tramos de muralla, no excavada en su totalidad, pero que nos permiten hacernos una idea del importante tamaño de la ciudad protohistórica. Teniendo en cuenta que la rábita se hizo con piedras de la ciudad fenicia, la altura de la muralla pudo llegar a los 10 metros. Sobre el ancho zócalo de piedra hoy conservado se levantarían varios metros con tapial o adobes. Toda la obra estaba enlucida con una espesa capa de barro de color anaranjado. Debía ser realmente impresionante la visión de esta ciudadela.


PIC_0060
Junto a la muralla también se han excavado restos de viviendas con zócalos de mampostería y alzado de adobes. En estas estancias se han encontrado hornos y moldes de fundición, y abundante material metalúrgico, muestra de la importancia que tuvo esta industria para la ciudad. Aunque el trabajo en cobre era el más significativo, está documentado el trabajo en hierro y plata, siendo una de las primeras manifestaciones de estas industrias en el levante español. La búsqueda y comercio de metales fue la causa fundamental de la creación de colonias fenicias en Occidente.

PIC_0070 PIC_0074
 

En el yacimiento se encontraron ingentes cantidades de material arqueológico, lo que indica la importancia numérica de la población y de las transacciones comerciales que alcanzaban todo el Mediterráneo, lo que prueba la diversa procedencia de la cerámica, llegada desde Cádiz, Málaga, Cartago, Grecia y otros centros del mediterráneo oriental.
De la enorme riqueza de los materiales encontrados da fe uno de los conjuntos de cerámica griega arcaica más importantes de la Península Ibérica. También se halló abundante cerámica fenicia de la que podemos contemplar muestras en el museo arqueológico de Guardamar.

18-5-05_0019b 

A cambio de productos de procedencia oriental, como orfebrería, exvotos religiosos, cerámica de lujo, productos metalúrgicos, etc., los fenicios obtenían minerales (bronce, hierro, etc.) y productos agrícolas, como aceite y vino con los que luego comerciaban por todo el Mediterráneo.
Esta gran ciudadela con al menos diez hectáreas de extensión y una población estimada entre 2.000 y 4.000 personas, se convirtió en aquel entonces en un verdadero emporio que ejerció su influencia sobre las comunidades indígenas del Bajo Segura, lo que hace situar a la Fonteta como uno de los más importantes focos que llevaron a evolucionar a estos pueblos hacia la cultura íbera, resultado de la fusión de las tradiciones del Bronce con las influencias orientalizantes.
Por otra parte, los restos islámicos de la rábita, de los siglos X –XII d.C, aunque fuera del ámbito temporal de este blog, también son de gran importancia dentro de la arqueología medieval de la Comunidad Valenciana. Están sobre la ciudad fenicia que aún no se ha excavado. Era un emplazamiento militar y religioso que tendría que ver mucho con el control y vigilancia de la zona. 

3
Lo más destacable del yacimiento es la conservación de los mihrabs u oratorios, pequeños habitáculos de planta semicircular que se abren en las paredes de las habitaciones dirigidos en dirección a la Meca donde efectuaban sus cultos los monjes-soldados que convivían aquí. También se conservan las calles que separaban y comunicaban las diferentes viviendas.

PIC_0077 PIC_0078

 

Como colofón a la visita podemos acercarnos al castillo de Guardamar, donde se encontraba un santuario ibérico que probablemente se remonte a los tiempos de La Fonteta. De hecho parece ser que aquí se rendía culto a la diosa oriental Astarté, constatado por los exvotos que se encontraron y que hoy podemos ver en el museo arqueológico de la localidad.

2 8

Además podemos disfrutar de una amplia panorámica de la costa, de la ciudad de Guardamar y de la tupida pinada que guarda en su interior el yacimiento arqueológico. Hacia el interior quedan las tierras bañadas por los últimos kilómetros del río Segura, muy habitadas en la antigüedad (yacimientos de El Oral, ElCabezo Lucero, El Molar...), al amparo de los humedales que había antiguamente en su desembocadura. Sobre este territorio ejerció su influencia la ciudad fenicia en los albores de la cultura íbera.


1

Si haces la ruta con GPS, te agradecería que me mandaras el track y los waypoints a julioasuncion@hotmail.com para incluirlos en la página.
En esta dirección también puedes hacerme los comentarios que creas oportuno.


Si has visitado esta página es que te gusta la arqueología. Prueba a visitar mi blog de rutas arqueológicas por Navarra:
http://arqueologianavarra.blogspot.com

 Ir a mapa de yacimientos

3 comentarios:

  1. entrar en esta pinada es como,es como dar un paseo por el paraiso

    ResponderEliminar
  2. Es una pena el hecho de que nadie se peocupe de dar a conocer el enorme potencial ARQUEOLOGICO existente en Guardamar del Segura: Fósiles marinos que se encuentran en pleno monte, cuevas tapadas para que las personas no corran peligro (eso es lo que dicen para justificar su torpe acción), yacimientos Fenicios y árabes que ni los nativos los conocen, yacimientos íberos que la gran mayoría del pueblo desconoce, tincheras de la Guerra Civil rodeando Guardamar, y un largo ecétera de cosas de un tremendo interés turístico que ni los mas estudiosos saben ubicar.¡Una auténtica pena el no saber ni querer explotar estos magníficos recursos turísticos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Julio, estoy escribiendo un pequeño artículo para una revista que se llama Ars Creatio y quería pedir si ¿es posible que me dejaras publicar una foto que realizaste en Guardamar del Segura a un pequeño yacimiento romano donde indicas lo que estamos viendo (un oratorio islámico y una cisterna romana)?
    Gracias por tu atención y enhorabuena por un trabajo tan magnífico.
    Saludos,
    Ana (yo solo soy una aficionada que quiere contribuir a cuidar nuestro patrimonio)

    ResponderEliminar