.
.

POBLADO DE EL NEGRET - Agost

Poblado de la Edad del Bronce de El Negret 

Mapas y localización poblado de la Edad del Bronce de El Negret- Poblado prehistórico
- Edad del Bronce
- II milenio a.C.
- Mapa 871 (3-2) Agost y 871 (3-3) Tarrac
- Acceso: fácil

El acceso a este yacimiento se puede realizar en coche o andando. Si elegimos esta segunda opción disfrutaremos recorriendo dos kilómetros y medio de la Vía Verde Agost - Maigmó, antiguo trazado ferroviario que nunca se llegó a utilizar y que fue proyectado en el primer cuarto del siglo XX, ahora habilitado como camino senderista y cicloturista.

Partimos del campo municipal de fútbol que se encuentra a la salida de Agost al lado de la rotonda donde parte la carretera que se dirige a Novelda. Hay que seguir por unos metros esta carretera junto a la tapia Vía verde Agost - Maigmódel campo de fútbol en dirección al puente que vemos que cruza esta misma carretera un poco más adelante. Antes de llegar a la altura de este puente, justo cuando acaba la tapia del campo de fútbol, nace un camino a la derecha con un poste que indica “Vía Verde Maigmó- Agost”. Siguiéndolo pasamos junto a una fábrica de ladrillos. Tras pasar esta fábrica que queda a la izquierda hay un bancal de olivos que atravesaremos para atajar a la vía verde que está tras este bancal, un poco elevada sobre el mismo. Una vez en ella hay que seguir a la izquierda, en dirección al puente que vimos al principio de la ruta para atravesar por encima la carretera que va a Novelda. Desde aquí se tiene una buena vista de Agost con su iglesia y su ermita. En la zona de la ermita hubo en tiempos un poblado ibérico del que no queda nada más que el testimonio de las cerámicas de esta cultura que aparecieron allí. Antes de llegar al puente vemos un mojón que indica que estamos a la altura del km. 5 de la Vía Verde. Cuando llevamos 10 minutos escasos desde el comienzo el camino cruza otra carretera asfaltada y se atraviesa un área recreativa.

El paisaje muestra abundante tierra rojiza que nos habla de la tradición alfarera de Agost. A los lados de esta zona de la vía verde se han plantado palmeras, lo que hace más agradable el paseo. Si tenemos suerte es posible que veamos alguna perdiz o algún conejo entre los campos de olivos y vid que atraviesa el camino. Poco después de pasar por la indicación del Km. 4 de la vía verde pasamos por debajo de un puente de piedra. Más adelante, poco antes de llegar al Km. 3, tras pasar por delante de unas instalaciones eléctricas cuyo zumbido incomoda al paseante, a la izquierda de nosotros vemos un cerro en parte horadado por una cantera que va ascendiendo hacia la derecha hasta acabar en cortados verticales. En este cerro está el poblado de la Edad del Bronce del Negret.

Se aprecia la buena defensa natural del cerro, cuya meseta cimera se halla defendida en su vertiente sur por los cortados. Lo mejor para aproximarnos es seguir por el camino. En seguida se cruza una pista asfaltada y se deja a la izquierda una casa que tiene un par de cipreses. Unos trescientos metros más adelante hay que desviarse hacia el cerro por un camino que separa dos bancales y luego proseguir campo a través ascendiendo a lo alto del cabezo. Desde el comienzo de la ruta sólo se tardan cuarenta y cinco minutos en llegar al yacimiento arqueológico, bastante menos si utilizamos bicicleta.

Para acceder en coche hay que coger la carretera que va al apeadero de la estación de ferrocarril y a los dos kilómetros y medio hay que desviarse a la derecha por una pista asfaltada que nace frente a una finca. Esta pista tiene a los 20 metros de su inicio una caseta blanca. Hay que coger esta carretera y el cerro que queda a la derecha es el Negret. Un poco más adelante hay a la derecha otra caseta. Justo antes de llegar a la altura de ésta sale una pista de tierra a la derecha que en 50 metros nos lleva a una cantera abandonada que está en la falda del cerro.

Este poblado dominaba todo el valle de Agost en la Edad del Bronce. Su ubicación central en el valle y el dominio visual que ejerce sobre el territorio que comunica el Campo de Alicante con el río Vinalopó nos habla de la preocupación defensiva de estas gentes en tiempos poco seguros, donde la fragmentación territorial era importante y el dominio de las rutas y caminos era fundamental. Desde aquí se domina todo el valle de Agost, y se divisan la Sierra de las águilas, la sierra Mitjana, la parte alta de la sierra de Fontcalent, la ciudad de Alicante, el mar, la sierra del Cid, el Ventós, el Maigmó, Cabezo d´Or, la zona de San Juan, Campello y la sierra de Tibi. Este tipo de ubicación en un cabezo de poca altura, con gran visibilidad y aprovechando la orografía para su defensa son típicas de la Edad del Bronce y de la Edad del Hierro. 

El poblado ocupaba la explanada de trescientos metros cuadrados de la cima y se extendía por la vertiente norte, hasta el llano.

Aunque no quedan muchos restos constructivos del poblado, podemos todavía ver muros de piedra, confundiéndose a veces bancales modernos con lo que pudieron ser restos constructivos y murallas antiguas. En la parte más baja de la vertiente Norte destaca una gran acumulación de grandes piedras en derrumbe que seguramente pertenecía a la muralla del poblado. En la parte más alta del cerro si se aprecian restos de piedras que levantan dos o tres hiladas y que son el cerramiento defensivo de la parte superior del cabezo. El camino de subida al poblado saldría de la zona de la cantera, es más, ésta habría destruido la parte baja del mismo. Si nos situamos en la parte superior de esta cantera el camino iría hacia arriba y a la derecha, en diagonal hacia la zona Oeste de la zona cumbrera, donde hay una acumulación de piedras que puede corresponder al derrumbe de la fortificación que defendía la entrada al poblado. Desde aquí arranca una muralla que sigue las curvas de nivel y visible a tramos que rodea la explanada de la cumbre. Parece ser por tanto que el poblado tenía al menos dos líneas defensivas, una junto al llano y una segunda que defendía la cima amesetada.

Restos de muro del poblado de El Negret

El Negret ha aportado la más numerosa colección de materiales de la Edad del Bronce de Agost. Destaca la abundancia de cerámica encontrada, con más de 500 fragmentos. Dentro del utillaje lítico se han encontrado dientes de hoz y molinos lo que atestigua que la agricultura cerealística debío ser importante en la economía de estas gentes. Sin duda explotaban la gran superficie apta para la agricultura que se extiende a los pies del cerro y que aun hoy se cultiva.

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada