.
.

COVES DELS CALDERONS – La Romana

Les Coves de les Calderóns - La Romana - Vinalopó Mitja

Localización Coves dels Calderons - La Romana - Cuevas de habitación prehistórica
- Paleolítico Superior – Neolítico
- 15.000 – 3.000 a. C.
- Mapa 870 (4-4) La Romana
- Acceso: fácil

Les Coves dels Calderons se encuentran en la Sierra de la Cruz, que se encuentra al Oeste de La Romana y cuya cumbre, coronada por una cruz que le da nombre, se levanta 200 metros sobre el pueblo. Para llegar a las cuevas hay que salir de localidad por la carretera que desde La Romana se dirige a la Algueña. A los dos kilómetros, cuando la carretera se encaja entre la Sierra de la Cruz y el Alt Redó, tenemos que dejar el coche en el comienzo de una pista que nace a la derecha de la vía y que asciende hasta un bancal. Desde aquí hay que ascender por el barranco y en seguida veremos a la derecha según subimos las dos cuevas que forman el enclave arqueológico.

Las cuevas se abren en la pared caliza a la mitad de la altura de la sierra con sus bocas orientadas al oeste, a 520 metros de altura. El conjunto lo componen dos cuevas separadas por apenas 50 metros. La cueva más importante es la primera que nos encontramos según ascendemos. Además de sus mayores dimensiones es donde se han encontrado los restos arqueológicos ahora conservados en el Museo Arqueológico de Novelda.

Cueva de los Calderones - Cueva principal

También los antiguos habitantes de la cueva debieron utilizar la pequeña explanada que hay a la entrada de la cueva. Debido a la falta de excavaciones sistemáticas no se sabe la secuencia real de ocupación, si sólo fue un refugio o hubo habitación permanente, ni siquiera se puede precisar la cronología de las ocupaciones como si se ha podido hacer con otras cuevas. Para la datación se ha tenido que utilizar la tipología de los materiales hallados en el yacimiento. Dentro de la industria lítica se encontraron buriles, raspadores y cuchillos de dorso rebajado y también aparecieron espátulas de hueso. Este material se ha atribuido al Paleolítico Superior, más concretamente a su último estadio, el Magdaleniense, lo que hace de este lugar uno de los yacimientos más antiguos del sur de la provincia de Alicante. Por otra parte la cerámica impresa, incisa y peinada, un brazalete de calaita y los elementos de hoz, hojas líticas que presentan un fuerte brillo en su filo debido a su utilización para cortar tallos de cereales, útil este último netamente agrícola, señalan también la ocupación Neolítica de la cueva.

Es muy recomendable acabar la visita subiendo a lo alto de la sierra, hasta la Cruz que hay en su cima, para lo que no tardaremos más de un cuarto de hora desde las cuevas.

Panorámica desde la cima de la sierra de la Cruz

Desde la cima disfrutaremos de una magnífica vista de la Romana, del amplio valle donde se encuentra la población y del paisaje donde desarrollaron su vida quienes ocuparon las cuevas.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

Localización de les Coves dels Calderons – La Romana

Ir a: Coves dels Calderons

Pulsa sobre el mapa para hacerlo más grande. Luego puedes imprimirlo para llevarlo cuando hagas la ruta arqueológica. En el segundo mapa tienes la localización del punto de inicio de la ruta.

Mapa ruta Coves dels Calderons - La Romana

 


Ver RUTA COVES DELS CALDERONS - La Romana en un mapa más grande 

 

Croquis de acceso a les Coves de les Calderons - La Romana

- Coves dels Calderons

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

EL CASTILLAREJO – Edad del Bronce - Pinoso

La sierra del Carche y el Cabezo de la Sal desde el Castillarejo - Pinoso

Localización Poblado de la Edad del Bronce de El Castillarejo - Poblado prehistórico
- Edad del Bronce
- II milenio a. C.
- Mapa 870 (3-3) Les Enzebres
- Acceso: fácil

Controlando uno de los pasos históricos que unía las tierras del Sudeste peninsular con la Meseta, se alza este poblado de la Edad del Bronce como ejemplo de la importancia del dominio de las vías de comunicación en la antigüedad.

Se detallan dos maneras de acceso, la primera más larga pero en la que se disfruta de una agradable caminata desde el Aula de la Naturaleza del Monte del Coto. La segunda nos acerca junto a la base del espolón rocoso donde se encuentra el poblado.

Desde el área recreativa (para llegar ver Cueva de la Moneda) desandamos la carretera asfaltada de acceso trescientos metros hasta un poste indicativo del P.R.V. 3. Hay que seguir en dirección hacia Encebras por la pista de tierra que pasa junto a una masía en ruinas. Continuamos ascendiendo un kilómetro entre pinos, jaras y romeros hasta un cruce muy cercano a la parte alta de la sierra. Aquí elegimos la pista de la izquierda. Pasamos junto a un depósito de agua contra incendios. Poco después llegamos a otro cruce. A la derecha lleva a Encebras. Cogemos el de la izquierda que enseguida nos acerca a otro gran depósito que se encuentra en la parte cumbrera desde el cual se contempla toda la zona natural de Monte del Coto. En el depósito se acaba la pista forestal. Hay que continuar, ahora sin senda señalada, siguiendo la línea de cumbre hacia el oeste. Pasamos otra loma desde el que se ve hacia el SO la elevación donde se encuentra el poblado del Bronce. Nos volvemos a encontrar con otra pista forestal muy abandonada que lleva al cabo de 300 metros de descenso a otro cruce que tomamos a la derecha. Sólo queda salirse por la izquierda de la pista forestal cuando estemos junto a la base del Castillarejo para emprender la subida por la vertiente Este, la más accesible. En total se recorren tres kilómetros hasta el yacimiento arqueológico.

Croquis acceso al Castillarejo - Pinoso

La otra manera de acercarse es con el coche desde Encebras. En la carretera de acceso al área recreativa, a los dos kilómetros y medio del caserío, al final de una cuesta, en una curva a la izquierda y cuando la carretera toma dirección Este, sale una pista forestal a la derecha donde hay sitio de sobra para dejar el coche. Desde aquí se ven los precipicios que defienden el poblado por el Sur. Enfrente, al otro lado de la carretera, sale otra pista que asciende rodeando por el oeste El Castillarejo. 500 metros más adelante ganaremos la vertiente Este, por la que es más fácil la subida al alto donde se encuentra el poblado de la Edad del Bronce.

Restos de muros en la ladera norte del yacimiento de El Castillarejo - Pinoso

Los restos más visibles se encuentran en la misma cumbre del espolón. No se llegan a distinguir estructuras definidas, pero si se ven en las laderas grandes agrupaciones de piedras en derrumbe, que deben de proceder de casas o de la muralla que defendía el poblado en este sector.

Cueva de el Castillarejo - Pinoso Hay varias covachas en el cerro donde se levanta el poblado. Probablemente fueran usadas por los habitantes de El Castillarejo, si bien no se han encontrado hallazgos que lo ratifiquen. La más grande está en la ladera Sur. Desde la cima vemos una especie de trinchera cuyo uso cuando se ocupó el yacimiento se nos escapa. Siguiéndola hasta el borde del precipicio nos lleva hasta la cueva, que está orientada hacia el Este.

Los pobladores del lugar eligieron un sitio de enormes posibilidades. Agricultura en los llanos del Norte, caza y pastoreo en el Monte del Coto. Agua de la rambla de las Tres Fuentes. Seguridad gracias a los escarpes que protegen al poblado por todas sus vertientes. Además domina el pasillo histórico que comunica el Vinalopó con Murcia y Andalucía. Esta ruta tuvo mucho que ver en la introducción de la metalurgia en las tierras de Alicante. Las influencias del Bronce Argárico del Sudeste peninsular penetraron por aquí. Los especialistas todavía no se ponen de acuerdo en el alcance de las mismas, pero no cabe duda de que llegaron al Alto Vinalopó.

El Castillarejo - Indicación de la ubicación de la cueva principal - PInoso

Uno de los grandes atractivos de la visita a este poblado prehistórico son las panorámicas que se tienen desde el Castillarejo. Lo primero que llama la atención es el contraste del llano cubierto de vides, que se extiende hasta el murallón de la Sierra de Salinas, con la orografía ondulada y verde de pinos de la Sierra del Coto. Hacia el NE en días claros se alcanza a ver la sierra de Beneixama, límite con la provincia de Valencia como telón de fondo a las tierras del Alto Vinalopó. Al oeste el Cabezo de la Sal, cuya riqueza en este mineral seguramente no pasó desapercibida en la prehistoria. Por detrás asoma la sierra del Carche que da entrada a la región de Murcia y a las cabeceras del Segura y del Guadalquivir.

© Julio Asunción

Si realizas esta ruta con GPS te agradecería que me mandaras los tracks y waypoints de la ruta a esta dirección para incluirlos en la página. Así colaboraremos con otros senderistas amantes de la arqueología:

julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

Localización El Castillarejo - Pinoso

Ir a: El Castillarejo – Edad del Bronce

Pulsa sobre el mapa para hacerlo más grande. Luego puedes imprimirlo para llevarlo cuando hagas la ruta arqueológica. En el segundo mapa tienes la localización del punto de inicio de la ruta.

Mapa El Castillarejo - Pinoso

 


Ver RUTA EL CASTILLAREJO - Pinso en un mapa más grande 

- El Castillarejo

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

CUEVA DEL PARPALLÓ – Gandía - Valencia

Cueva del Parpalló - Gandía

Ruta senderista de la Cueva del Parpalló A cualquier amante de la Prehistoria tiene que emocionarle visitar la Cueva del Parpalló. Este yacimiento arqueológico es uno de los más importantes de Europa. En el macizo de Mondúver, donde se encuentra, habitaron algunos de los primeros Homo sapiens que llegaron al Levante español. Pero no es por esto por lo que la Cueva del Parpalló es un yacimiento único. Destaca por ser el santuario prehistórico más importante de la región mediterránea peninsular. Aquí se encontraron más de 6.000 placas calizas grabadas y pintadas, el mayor conjunto de arte mueble de la prehistoria europea, muy lejos de cualquier otro yacimiento (el siguiente está en Francia, la cueva de la Marche, en Poitiers, con 1.500).

La Cueva del Parpalló fue ocupada durante la mayor parte del Paleolítico superior. Los hallazgos más antiguos son de hace 29.000 años. La utilización de la cueva se prolonga durante miles de años, con intervalos de desocupación, hasta el Magdaleniense, hace más de 10.000 años.

Entrada de la Cueva del Parpalló - Gandia La cueva es una gran grieta de 15 metros de alto por 4 de ancho que se abre en un afloramiento calizo en la solana de la sierra de Mondúver. Pertenece al municipio de Gandía, pero es la localidad de Barx la mas cercana (a menos de 3 kilómetros). No tiene mucha profundidad. Desde su boca se tiene una buena vista del valle y de las montañas cercanas.

La Cueva del Parpalló fue utilizada como santuario por los antiguos pobladores de estos valles. No sólo las plaquetas decoradas con animales y motivos geométricos llevan a creer esto. La relación de la Cueva del Parpalló con el sol es muy especial. En el solsticio de invierno y en los días anteriores y posteriores, el sol ilumina la zona más interna de la cueva unos minutos. Son las conclusiones de un estudio arqueoastronómico de la Universidad de Valencia. Este hecho da aun más singularidad a la Cueva del Parpalló. Es el yacimiento arqueológico más antiguo donde se ha podido demostrar la orientación astronómica no casual de un yacimiento arqueológico.

También este yacimiento fue un hito en la investigación arqueológica peninsular. Fue uno de los primeros estudiados con una metodología científica rigurosa. El yacimiento arqueológico fue descubierto por Vilanova y Piera en 1.866. Lo excavó Luis Pericot entre 1.929 y 1.933. Hasta 9 metros de potencia estratigráfica se sacaron a la luz en las excavaciones arqueológicas. 

En la Cueva del Parpalló aparecieron en abundancia útiles y  prehistóricos realizados en sílex y hueso.La mayoría están custodiados en el Museo de Prehistoria de Valencia.

Puntas solutrenses de la Cueva del Parpalló - Museo de Prehistoria de Valencia Utiles de hueso decorados de la Cueva del Parpalló - Museo de Prehistoria de Valencia

Cráneo y mandíbula de Homo sapiens - Cueva del Parpalló Destacable también son los restos humanos encontrados en la cueva. Especial relevancia tiene el cráneo de Homo sapiens que está expuesto también en el Museo de Prehistoria de Valencia. Este cráneo es uno de los restos de nuestra especie más antiguos y mejor conservados de los encontrados en la Comunidad Valenciana.

Pero sin duda fueron las placas calizas grabadas y pintadas, los hallazgos más valiosos e interesantes. En el Museo de Prehistoria de Valencia está expuesta una excelente selección.

- Para saber más sobre las placas grabadas:
   Arte de la Cueva del Parpalló

Seguramente, la Cueva del Parpalló, fue lugar de reunión de las poblaciones y tribus de cazadores de toda esta región. Una hipótesis es que fuera lugar de intercambio de objetos, saberes, creencias e incluso gentes. Muchos prehistoriadores creen que en estos tiempos remotos las pequeñas tribus tenían lugares de reunión de clanes donde se acordaban enlaces entre hombres y mujeres de diferentes clanes para evitar la degeneración del cruce consanguíneo.

La Cueva del Parpalló desde la ladera de Mondúver

Este pudo ser uno de los usos de la cueva pero no el único. A lo largo de los más de 15.000 años en que la Cueva del Parpalló también fue cueva de habitación de cazadores prehistóricos que la usaban como refugio temporal o como vivienda estacional durante su vida nómada persiguiendo las manadas sobre las que hacían presa. La ubicación de la cueva es privilegiada para la actividad cinegética. El gran dominio visual posibilitaba un mejor seguimiento de los movimientos de las presas. La fácil comunicación de esta zona montañosa con la llanura que lleva al mar ofrecía diferentes hábitats con posibilidad de obtener diferentes recursos (caballos en la llanura, cabras en los roquedos, jabalíes y ciervos en el bosque). Todo esto convertía a este lugar en idóneo para los grupos de cazadores paleolíticos. Desde aquí vigilaban los movimientos de caballos, ciervos, toros y cabras, animales que dejaron representados en las placas calizas que se encontraron en el interior de la cueva.

Panorámica desde la Cueva del Parpalló - Gandía

Los últimos hallazgos dan todavía más importancia al yacimiento, ya que se han descubierto algunas pinturas rupestres en el interior de la cueva.

La visita a la cueva está dificultada por un enorme vallado que se extiende muy lejano a la entrada de la cueva. Una pena, ya que la cueva está suficientemente protegida por otro vallado en la misma entrada de la cavidad. Al ser la cueva del Parpalló patrimonio de todos sería conveniente que se facilitara su conocimiento eliminando el vallado exterior para que los visitantes pudieran acercarse a un lugar que fue tan importante para nuestros primeros ancestros. Además, cuando visité la cueva el vallado exterior estaba dañado para facilitar el paso hasta la entrada de la cueva. Como es imposible, por razones presupuestarias, establecer horarios de visita de muchos yacimientos arqueológicos, lo más conveniente sería adecuar su protección de tal manera que se compagine la seguridad y preservación del yacimiento con el derecho a conocer el patrimonio. Un exceso de protección que impida la observación lleva en muchos casos a la destrucción de la protección y a un mayor riesgo para el yacimiento arqueológico.

La visita a la Cueva del Parpalló puede completarse recorriendo los lugares que fueron hábitat y territorio de caza de los humanos que vivieron en la cueva. La cueva se encuentra además en el área natural Parpalló-Borrell, que reconoce los valores paisajísticos de la zona.

- Para visitar la Cueva del Parpalló:
Ruta Mondúver – Cueva del Parpalló – Cueva de les Mallaetes.

- Más información sobre las placas del Parpalló:
   Arte de la Cueva del Parpalló

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

CUEVA DE LES MALLAETES – Barx - Valencia

Cueva de les Mallaetes - Barx

Enlace a la ruta de la Cova de les Mallaetes La Cueva de les Mallaetes es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la fachada mediterránea peninsular. Fue ocupada durante gran parte de la prehistoria. Sus niveles estratigráficos cubren el Paleolítico superior, el Epipaleolítico y el Neolítico. En estos periodos fue utilizada como cueva de habitación.

La Cova de les Mallaetes se encuentra en el término municipal de Barx, en la parte más occidental del macizo del Mondúver.

El yacimiento fue excavado por Pericot y Jordá entre 1946 y 1949 y hubo una posterior campaña en el año 1.970.

Cova de les Mallaetes - Barx

Una de las características más destacables de la Cueva de les Mallaetes es que presenta niveles arqueológicos del Auriñaciense, fase inicial del Paleolítico superior, cuando hizo su aparición en Levante el Homo sapiens, nuestro antepasado. La zona levantina fue lugar principal en el encuentro o confrontación entre el Homo sapiens y el hombre de Neandertal, donde el primero acabó por prevalecer. Estas tierras valencianas fueron uno de los escenarios donde habitaron los últimos neandertales (Ver Cova Negra de Játiva).

Además de los abundantes hallazgos arqueológicos (puntas de flecha, útiles de hueso, algunas placas decoradas, etc) la cueva ha dado abundantes datos paleoambientales que permiten reconstruir los aconteceres climáticos sucedidos en buena parte de la prehistoria levantina.

Interior de la galeria de la Cova de les Mallaetes - Barx La Cueva de les Mallaetes es un gran abrigo con tres entradas de desigual tamaño. El abrigo se continua en una cueva de algo más de 100 metros cuadrados.

Pero no sólo es importante esta cueva por ser un libro abierto sobre la Prehistoria. También aquí se encontraron cerámicas ibéricas y una copa de bronce de época romana, curioso hallazgo este último en una cueva tan retirada. Quizás la copa pudo ser usada para la realización de libaciones rituales. Estos hallazgos de los últimos periodos de ocupación de la cueva llevan a pensar en su uso como cueva-santuario en los últimos siglos del I milenio a.C. y en los primeros siglos de nuestra era, por iberos y romanos.

Curioso agujero en el abrigo de la Cueva de les Mallaetes - Barx Es curiosa la abertura que hay en el techo del abrigo de la cueva. No sería de extrañar que tuviera algo que ver con los rituales que en su día pudieron celebrarse aquí o en la elección de la cueva precisamente como santuario.

Cueva de cazadores, refugio de pastores neolíticos, santuario ibero-romano. Todo ello hace de la Cueva de les Mallaetes un lugar muy especial. Desde su entrada se tiene un excelente dominio visual del valle de la Valldigna, panorámica que se une a los atractivos de la visita a cueva.

- Para visitar la cueva de les Mallaetes:
Ruta Mondúver – Cueva del Parpalló – Cueva de les Mallaetes.

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

CUEVA DEL PARPALLÓ – MONDÚVER - CUEVA DE LES MALLAETES (1/3)

Mondúver - Valencia

Mapa y soporte GPS - Mondúver - Cueva del Parpalló - Cueva de les Mallaetes

-  Distancia: 14,8 Km.
-  Desnivel máximo: 472 m.
-  Desnivel acumulado: 904 m.

Esta ruta lleva a la Cueva del Parpalló, el santuario prehistórico más importante del Levante español. Verdadero hito de la arqueología, en la cueva del Parpalló se encontraron más de 5.000 plaquetas calizas grabadas, lo que convierte a este yacimiento en el más importante de Europa en lo que al arte mueble prehistórico se refiere.

La ruta no sólo visita la cueva del Parpalló, sino que recorre los paisajes que fueron familiares para los grupos que la utilizaron como lugar de reunión para sus rituales sagrados. Así, subiremos a la cima de Mondúver, la sierra a cuya falda se encuentra la Cueva de Parpalló. Esta sierra es parte del paraje natural protegido Parpalló-Borrell.

En el descenso tenemos otra sorpresa. Visitaremos la cueva de les Mallaetes, otro yacimiento arqueológico de gran importancia en la arqueología mediterránea peninsular.

(Km. 0,00) Dejamos el coche en la urbanización La Drova, que se encuentra a un kilómetro del pueblo de Barx. El lugar de inicio es la llamada Font de la Drova, donde es bastante habitual ver a gente cogiendo agua en garrafas.

Font de la Drova - Barx

Detrás de la Font de la Drova pasa un camino de tierra. Cogemos ese camino hacia la izquierda. Desde este camino tenemos una buena vista del cordal de la sierra de Mondúver, que vamos a recorrer prácticamente en su totalidad en esta ruta.

Centro de interpretación del área del Parpalló (Km. 1,400) Pasamos por el centro de interpretación de Parpalló - Borrell. Allí obtendremos información de los valores naturales y arqueológicos de esta sierra. Tras visitar el centro de interpretación continuamos por el camino.

Tras dejar el centro de interpretación comenzamos a andar por una pista asfaltada que está cortada al paso de vehículos y por la que vamos a empezar la subida a la sierra.

(Km. 1,670) Bifurcación de pistas asfaltadas. Seguimos por la izquierda, la que se dirige hacia la ladera del Mondúver.

(Km. 1,740) Pocos metros más adelante nueva bifurcación de pistas. Seguimos por la de la izquierda. La que sigue subiendo.

(Km. 1,825) Cuando la pista asfaltada da una curva de 90 grados a la izquierda hay que salirse de la pista por la derecha para seguir por un sendero que nos va a llevar a la fuente de El Parpalló.

Fuente del Parpalló (Km. 1,960) La Font del Parpalló. No es en absoluto espectacular ni de especial belleza. Un cerramiento de cemento tapa la fuente. Su importancia radica en que seguramente esta fuente tuvo que ver con la elección de la Cueva del Parpalló como santuario. La Cueva se encuentra en la ladera encima de la cueva, a tan sólo 100 metros de distancia. Es sabido que, desde la antigüedad, las fuentes estaban relacionadas con la elección de los lugares de culto. Si hoy todavía queda agua, seguro que en la época en que se usaba el santuario fue más abundante.

Desde la fuente no podemos llegar directamente a la cueva por el desnivel y la vegetación de la ladera. Por tanto, volvemos a la pista asfaltada.

Una vez en la pista seguimos subiendo.

(Km. 2,628) Muy pronto llegamos a la cueva de El Parpalló. Desgraciadamente, en un exceso de celo en la protección del yacimiento, se ha rodeado de un vallado muy alejado de entrada de la cavidad. Creo que es un error, ya que es habitual ver tramos del vallado que están rotos debido al interés de los visitantes por acercarse a ver la cueva. Además, en la misma boca de la cueva hay otro vallado de protección, por lo que creo que el vallado exterior es innecesario.

Cueva del Parpalló

La entrada de la cueva es una gran grieta que se abre en la roca caliza. La cueva del Parpalló está orientada al sureste. Es emocionante imaginar a los antiguos pobladores prehistóricos reuniéndose aquí desde diferentes lugares para celebrar sus ritos y reuniones. La Cueva del Parpalló es el santuario prehistórico más importante de la región mediterránea. Aunque no se distingue por sus pinturas rupestres (como Altamira en el cantábrico), la enorme colección de plaquetas grabadas que aquí se encontraron, convierten a la Cueva de Parpalló en un yacimiento arqueológico de referencia dentro de la arqueología peninsular.

Para saber más sobre la cueva del Parpalló:

- Cueva del Paralló
- Arte de la cueva del Parpalló

En la cueva podemos acabar la ruta, pero los más andarines no dejaran de afrontar el reto de ganar la cima de la sierra y caminar los collados y senderos que debieron de recorrer los que habitaron la Cueva del Parpalló.

- Continuación de la ruta

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

MONDÚVER - CUEVA DEL PARPALLÓ – CUEVA DE LES MALLAETES (2/3)

Anterior: Cueva del Parpalló – primera parte de la ruta.

(Km. 3,450) Tras visitar la Cueva del Parpalló (ver anterior) seguimos por la pista que va ascendiendo poco a poco por la ladera. Más adelante, a la izquierda de la pista hay una covacha en la que podemos entrar.

Gran abrigo en la ladera del Mondúver - Gandia (Km. 3,780) A la izquierda, arriba, en la montaña vemos un espectacular abrigo que horada la ladera.

(Km. 4,200) La pista se convierte en sendero que sube hacia el collado. Es un sendero con algunos tramos con escalones excavados en la piedra.

(Km. 4,350) Llegamos al collado y al rústico refugio el Farrí. Aquí hay un cruce de senderos. Seguimos por la izquierda. Vamos a seguir subiendo siguiendo el cordal.

Desde aquí ya alcanzamos a ver el mar Mediterráneo. A pocos metros del refugio hay un mirador con un banco. La panorámica es espectacular en días buenos. Alcanzamos a ver el Montgó hacia el sur. Asomadas a la costa vemos las ciudades costeras, desde Cullera a Gandía.

(Km. 5,00) Pasamos junto a dos curiosas rocas que quedan a la izquierda del camino. Son “los dos hermanos”, que parecen asomarse al valle sagrado donde está la Cueva del Parpalló. Seguro que estos hermanos de piedra, desde su milenaria antigüedad, si fueron testigos en la lejanía del trasiego de gente que en la prehistoria acudió a este valle a visitar el ancestral santuario.

Los dos hermanos - Mondúver

Desde aquí, a la derecha y abajo se ve el afloramiento calizo donde está la cueva de El Parpalló.

Cima de Mondúver (Km. 5,320) Comenzamos la subida final al Mondúver. Seguimos por la izquierda, subiendo.

(Km. 5,360) Pocos metros más adelante nueva bifurcación. Seguimos por la izquierda.

(Km. 5,780) Llegamos a la cima del Mondúver. Está un tanto afeada por el repetidor que aquí se halla. También hay una caseta de vigilancia contra incendios, tal es la amplia panorámica que desde aquí se controla.

Vértice geodésico de Mondúver Dejamos la cima bajando por la carretera que llega hasta el repetidor y que desciende por la vertiente norte de la sierra.

(Km. 7,134) Recorremos algo más de un kilómetro por pista de cemento. Siguiendo esta pista volveríamos a la urbanización La Drova, punto de inicio de la ruta. Pero podemos alargar la ruta recorriendo el cordal y acercándonos a otro de los yacimientos arqueológicos más importantes de la fachada mediterránea peninsular: la Cueva de les Mallaetes. Para ello, cuando la pista da un giro de 180 grados hacia la izquierda y cambia de ladera (ahora sur) en esa curva salimos de la carretera por el sendero que sale a la derecha, en dirección a la cima de Penyalba (señalizado con un poste).

- Continuación de la ruta

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

CUEVA DE LES MALLAETES – PENYALBA – CUEVA DEL PARPALLÓ (3/3)

Anterior: Mondúver

Tras haber hecho cima en Mondúver (ver anterior) nos dirigimos hacia Penyalba y la Cueva de les Mallaetes. Desde el desvío de la pista seguimos el cordal. Al finalizar el primer alto hay que seguir las marcas amarillas descendiendo un poco hacia la derecha ya que aquí la cima rocosa no deja continuar.

(Km. 7,734) Llegamos a un cruce de caminos. Seguimos por la izquierda, hacia Penyalba por el camino de la cresta.

(Km. 8,800) Otro cruce. Seguimos de frente, para ganar la cima de Penyalba, cada vez más cercana y espectacular.

Desde aquí tenemos una gran vista de los paredones rocosos que cortan la cima en su vertiente sur.

Penyalba - Barx
(Km. 8,980) Siguiendo las marcas llegamos al último tramo de ascenso a Penyalba. No es peligroso pero si algo empinado. Una cuerda facilita el ascenso.

(Km. 9,150) Cima de Penyalba. La mejores panorámicas de la ruta. Abajo, en el llano, las rectilíneas calles de la Urbanización de la Drova. Hacia el este el mar, al sur, en la lejanía, el Montgó. La cima del Mondúver, donde hace poco hemos estado, cercana. Las localidades costeras reposan plácidamente junto a la lámina de agua del Mediterráneo. Se alcanza ver la bulliciosa Valencia, la capital del Turia. La cima está coronada por un bonito buzón montañero. Merece la pena andar desde la cima un poco hacia el oeste para tener una buena vista de los paredones rocosos de Penyalba.

Cima de Penyalba - al fondo el Mondúver

(Km. 9,350) Volvemos a descender ayudados de la cuerda. Cuando llegamos abajo vemos unos metros a la izquierda unos hitos de piedra que marcan un descenso bastante pronunciado por la vertiente norte de Penyalba. Por aquí vamos a enlazar con el camino que se ve más abajo y que nos va a llevar a la Cova de Les Mallaetes.

(Km. 9,630) Tras descender 60 metros de altura enlazamos con un sendero mucho más marcado. Seguimos por la izquierda.

El sendero es estrecho. Conviene llevar pantalón largo para que la vegetación baja no nos arañe las piernas.

(Km. 10,050) Cruce de senderos señalizado. Seguimos en dirección a la Cueva de Les Mallaetes, a la izquierda, que está a poco más de un kilómetro.

Afrontamos otra pequeña elevación siguiendo las marcas amarillas. A la izquierda dejamos una caseta de piedra en ruinas.

Bajamos hacia la cueva. Hacia la derecha vemos dos pueblos, abajo, en el llano. Son Simat y Benifairó pueblos de la Valldigna. En el primero destaca el Monasterio de Santa María.

(Km. 10,860) Cruce. Seguimos hacia la izquierda. Nos guían las marcas amarillas.

Cueva de les Mallaetes - Barig (Km. 11,00) Llegamos a la Cueva de les Mallaetes. Está orientada hacia el Oeste. Tiene dos bocas que conforman un gran abrigo que se comunica con otra cueva interior. Aunque no llega a tener la relevancia de la Cueva del Parpalló, la Cueva de les Mallaetes es uno de los yacimientos más importantes de Valencia por su estratigrafía que abarca desde el Paleolítico Superior hasta el Neolítico.

Más información sobre el yacimiento arqueológico:
- Cueva de les Mallaetes

Tras visitar la cueva seguimos bajando por el camino.

(Km. 11,540) Empezamos a descender. Pasamos junto a una posible nevera.

(Km. 11,560) Sólo 20 metros más adelante llegamos a un cruce de senderos. Seguimos por la izquierda. El cruce está señalizado. El poste nos indica que para llegar al pueblo de Barx nos quedan 30 minutos.

Desde aquí podemos echar un último vistazo a la cueva. Que arriba, en lo alto de la montaña.

(Km. 12,030) Pasamos junto a una nave y llegamos a la carretera. Seguimos hacia la izquierda.

(Km. 12,530) Llegamos a Barx. En su entrada vemos una zona verde con un anfiteatro.

Fuente del siglo XVIII en Barx (Km. 12,720) Atravesamos el pueblo. Pasamos junto a una fuente de finales del siglo XVIII, la Font del Racó y junto a la iglesia de San Miguel del XVII.

(Km. 13,530) Salimos del pueblo por su extremo este. Seguimos un poco la carretera. A la altura de una pista deportiva vemos enfrente un edificio de ladrillo, una nave. Cruzamos la carretera y tomamos una pista que sale junto a este edificio y lo rodea por detrás.

(Km. 14,800) Avanzamos entre casas de campo, siempre siguiendo la misma dirección, sin desviarnos. En algo más de un kilómetro llegamos a la Font de la Drova y al coche.

Mapa y soporte GPS de la ruta

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

 

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

Mapa y GPS Cueva del Parpalló – Mondúver -Cueva de les Mallaetes – Valencia

Ir a ruta: Mondúver – Cueva del Parpalló – Cueva de les Mallaetes

SOPORTE GPS (track y waypoints de la ruta)

Pulsa sobre el mapa para hacerlo más grande. Luego puedes imprimirlo para llevarlo cuando hagas la ruta arqueológica. En el segundo mapa tienes la localización del punto de inicio de la ruta.

Mapa Mondúver - Parpalló - Mallaetes


Ver RUTA MONDÚVER - CUEVA DEL PARPALLÓ - CUEVA DE LES MALLETES en un mapa más grande 

Ir a ruta: Mondúver – Cueva del Parpalló – Cueva de les Mallaetes

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

COVA DE LES DONES – Santuario ibero – Aigües de Busot

Cueva de les Dones - Buzot

Localización Cova de les Dones - Busot - Santuario ibero
- IV - I a.C.
- Mapa 847 (2-4) Aigües Nord
- Acceso: dificultad media

Son pocas las cuevas donde se ha documentado su uso como lugar sagrado por parte de los iberos. La Cova de les Dones tiene además la particularidad de haber sido transformada con la excavación de un canal relacionado con los ritos aquí celebrados y de varios escalones que facilitan el acceso a la parte más recóndita de la cueva.

El acceso recomendado aquí, si bien no es el más corto, es el más interesante paisajísticamente. Además nos ayudará a percibir mejor el hecho de la elección por los iberos de cuevas apartadas para realizar determinados rituales.

Balneario de Aigues de Busot Desde Aigües hay que dirigirse al balneario que se encuentra a un kilómetro de distancia. A la entrada de la población sale la carretera que se dirige al mismo. Si decidimos dejar el coche en el pueblo sólo tardaremos algo más de diez minutos en llegar. Este balneario fue construido en 1816 por la Marquesa de Torrellano y a el acudía la aristocracia de la comarca a disfrutar de sus aguas y su entorno arbolado. En 1936 pasa a manos del Estado que lo destina al tratamiento de la tuberculosis. Posteriormente caería en desuso. Hoy, aunque abandonado, todavía su bella arquitectura aguanta a duras penas el paso del tiempo.

La carretera asfaltada acaba y se continúa por una pista de tierra que rodea el balneario. En la parte de atrás del mismo se llega a un primer cruce de pistas. Se elige la que va a la izquierda, hacia el oeste. A partir de aquí empezaremos a atravesar la bella pinada que se extiende por los alrededores del balneario, una de las zonas verdes más agradables de la comarca de l´Alacantí. En menos de 10 minutos de caminata se llega a otro cruce. Seguimos por la derecha. Otros 8 minutos, nuevo cruce y de nuevo a la derecha.

A los 3 minutos de nuevo a la derecha. El siguiente desvío está dos minutos más adelante. Aquí abandonamos la pista principal y nos desviamos de nuevo a la derecha, hacia el norte, para en otros 2 minutos llegar hasta una gran nave que dejaremos a nuestra izquierda para en tres minutos más de recorrido llegar a una torreta donde acaba la pista forestal y empieza un sendero donde se inicia la parte más dura del recorrido. Hay que superar 100 metros de desnivel en continuo ascenso, lo que lleva entre 15 y 20 minutos. El esfuerzo es compensado con unas buenas vistas de la costa y del pinar que dejamos atrás, ahora sustituido por romero, lentisco, espino y esparto. Se llega a un nuevo cruce de pistas. A la izquierda una torreta de alta tensión. A la derecha la subida al collado de la Peña Roja. La nuestra la que sigue de frente, con el telón de fondo de la masa pétrea del Cabezo d´Or cerrando el horizonte. La pista desciende y en seguida gira hacia el oeste. En 5 minutos sale a la derecha del camino una senda que en su principio está perfilada con piedras. Valga de referencia para no pasar de largo el que la senda se inicia diez metros antes de que a la pista forestal por la que venimos se una por la izquierda otra pista. La senda en su recorrido está señalada con las marcas amarillas y blancas de sendero de pequeño recorrido y también con marcas azules. Comenzamos a ascender junto a un barranco que queda a la derecha. En 5 minutos acaba el primer repecho llegando a una zona llana con varias marcas de pintura azul. A la izquierda aparece otro barranco y un saliente pétreo a sólo veinte metros. Aunque todavía no es visible, unos quince metros por debajo de este saliente calizo está la Cova de les Dones, en el pequeño y escondido barranco que queda a la izquierda del camino. Hay que salirse de la senda y bajar entre los bancales hasta la cornisa que da acceso a la cueva. No hay un camino marcado pero el acceso no tiene gran dificultad. Se tarda aproximadamente una hora en recorrer los 3,5 kilómetros que separan el balneario de la cavidad.

Paredón calizo donde está la Cueva de Les Dones

La cueva se encuentra en una pared rocosa vertical que conforma la vertiente izquierda de este recóndito y poco accesible barranco. Tiene una amplia boca de más de diez metros de ancho por cuatro metros de altura máxima orientada al noroeste. Sus más de treinta metros de recorrido se distribuyen en varias salas. La primera, la de la entrada, es la más espaciosa. En su parte derecha se aprecia lo que debió de ser un pequeño salto de agua, que se continúa hacia el interior de la cueva con un canal artificialmente cavado en el suelo de 6 metros de longitud y con una anchura que oscila entre los 15 y los 25 centímetros. A la derecha del comienzo del canal se ve una estrecha galería tubular intransitable de medio metro de diámetro y paredes lisas que debió ser el principal acceso del agua al interior de la cueva. Unos metros más adelante, también a la derecha del canal, se abre un estrecho paso sólo accesible arrastrándose que da a otras dos salas. En estas salas es donde ha aparecido la mayoría delas cerámicas.

Canal artificial en el interior de la Cova de Les Dones


Se encontró cerámica ática, común ibérica, caliciforme e ibérica pintada. Pudieron ser depósitos de ofrendas. El canal artificial, sin duda lo más singular de la cueva, conduce a la zona más profunda de la cueva, posible simbolismo del paso de lo conocido, lo terrenal, de la luz, a los desconocido, a la oscuridad, a lo arcano. En esta zona la altura decrece considerablemente, lo que hace que haya que agacharse para acceder. Finalizado el canal, a través de una boca de 80 Acceso a la galeria con los dos escalones de acceso - Cova de Les Donescentímetros de alto por 1,20 de ancho se entra en un pasillo descendente por el que se accede a otra sala circular con 3 metros de diámetro donde se puede estar de pie y apenas llega la luz exterior. A la izquierda nace otra pequeña galería que asciende y a la que se puede acceder a través de dos escalones tallados en la roca de 40 cm. de ancho por 20 de altura. Esta galería gira a la derecha y aquí encontramos otro escalón que facilita el acceso a dos pequeñas salas de no más de 60 centímetros de altura en las que se encontraron también restos de cerámica ibera y una fíbula de bronce. En esta zona la oscuridad es total. El tallado de los escalones para acceder a estas inhabitables salas situadas en lo más recóndito de la cueva parece responder a algún ritual hoy desconocido.

La cuevas santuario ibéricas se sitúan en lugares orográficamente complicados. Se busca su aislamiento y su acceso no es fácil. Los materiales suelen localizarse en las zonas más profundas de las cuevas. El agua desempeñaba un papel esencial en la cosmogonía de los iberos, como parte de un ritual con sentido purificador.

Era fuente de vida y medio de regeneración. En la Cova de les Dones este papel importante del agua para los iberos queda subrayado con la construcción de un canal que seguramente fue usado en los rituales sagrados.

Entre las teorías que se manejan acerca del significado de estas cuevas contamos con una especialmente sugerente que aboga por su uso como lugar de iniciación y “ritos de paso” en el que los jóvenes entraban como niños y salían convertidos en hombres tras entrar en contacto directo con la Madre Tierra. También pudieron existir rituales que fueran dirigidos a determinados integrantes del grupo que fueran a ostentar algún cargo especial dentro del mismo (por ejemplo sacerdotes o guerreros) lo que llevaba a una serie de pruebas de valor en medio de rituales desarrollados en entornos no habituales y que producían temor en los aspirantes e iniciados tal como todavía hoy ocurre en algunas sociedades primitivas. El “rito de paso”, de joven a adulto, de hombre a guerrero, jefe o chamán, suponía la muerte del estado anterior y un renacer al nuevo estatus. Este volver a nacer se realiza en la caverna, símbolo del útero materno y de la Madre Tierra.

Otra teoría aboga por su similitud con nuestras actuales ermitas, lugares donde en determinados días se dirigirían los habitantes de los poblados iberos cercanos para rendir culto, si bien la ubicación de los materiales encontrados en las zonas más profundas e inaccesibles de las cuevas, así como la dificultad del acceso a las cuevas quita credibilidad a esta posibilidad.

Una tercera hipótesis cree que eran centros de culto donde los pastores, que utilizaban habitualmente las cuevas para resguardar el ganado, rendían su devoción a los manes protectores de los animales, solicitando su fertilidad y salvaguarda.

Poco a poco nuevos hallazgos de cuevas-santuario irán aclarando estos interrogantes. Lo que parece claro es que cuevas como la de les Dones, hoy olvidadas, tuvieron en su día un lugar de importancia en la religiosidad de los iberos. La cuevas se integran en el paisaje pero al mismo tiempo destacan rompiendo las laderas y sumergiéndonos en un lugar que percibimos aun hoy como misterioso y de alguna manera fuera de este mundo. Esa percepción ha estado siempre con el hombre y seguramente seguirá con él mientras exista.

Siempre que vamos a la montaña debemos tener cuidado con no dejar huella de nuestro paso. En este caso aun debemos ser más cuidadosos tratándose de un antiguo santuario de nuestros antepasados. Por lo tanto no dejes ninguna basura, no hagas fuego y, por supuesto, no marques ni dibujes en las paredes (aunque parezca mentira todavía hay muchos retrógrados que lo hacen). Todos debemos colaborar en proteger y cuidar este patrimonio ancestral y único.

Si realizas esta ruta con GPS te agradecería que me mandaras los tracks y waypoints de la ruta a esta dirección para incluirlos en esta página. Así colaboraremos con otros senderistas amantes de la arqueología:

julioasuncion@hotmail.com

© Julio Asunción

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

te gusta el senderismo, el arte o la arqueología, prueba a visitar mis otros blogs:

Localización Cova de Les Dones – Aigües

Ir a: Cova de les Dones

Pulsa sobre el mapa para hacerlo más grande. Luego puedes imprimirlo para llevarlo cuando hagas la ruta arqueológica. En el segundo mapa tienes la localización del punto de inicio de la ruta.

Mapa Cova de Les Dones - Santuario ibero


Ver RUTA COVA DE LES DONES - Aigües en un mapa más grande 

 

Plano ruta cueva de Les Dones - Busot 

- Cova de les Dones

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

CUEVA DE LA MONEDA – Pinoso

Cueva de la Moneda - Pinoso - Vinalopó medio

Localización Cueva de la Moneda - Pinoso - Cueva de habitación, Santuario moderno
- Eneolítico – Bronce
- III milenio a.C. – II milenio a. C
- 870 (3-3) Les Enzebres y 870 (3-4) La Algueña
- Dificultad: fácil

El Monte del Coto es uno de los más bellos parajes del Vinalopó Mitjà, una isla verde entre campos de vides y canteras.

Las extensas pinadas que alfombran este espacio rodean la Rambla de las Tres Fuentes, donde no hace demasiado todavía corría el agua. Junto a este cauce se abre la Cueva de la Moneda, primera muestra de ocupación humana de la zona.

Saliendo de Pinoso en dirección a Monóvar enseguida nos encontramos a la derecha con la desviación al caserío de Encebras.

Tres kilómetros más adelante llegamos al caserío tras dejar atrás un primer grupo de casas conocidas como Cases de Baix de les Enzebres. Junto a una fuente y cerca de un centenario olmo, que Cartel del aula de la naturaleza Monte del Coto - Pinosobien merece una parada para su contemplación, encontramos la indicación hacia el Aula de la Naturaleza Monte Coto. Dejamos atrás el caserío y un kilómetro más adelante encontramos una segunda indicación que sin pérdida, y por carretera asfaltada, nos interna en el Monte del Coto y acaba en la zona de aparcamiento del Aula de la Naturaleza, que está enclavada en medio del paraje natural.

Desde aquí hay que desandar 300 metros la carretera por la que se ha venido. Nada más pasar un poste indicador del sendero P.R.V. 3 la carretera da un giro a la izquierda. Tras pasar esta curva, y justo antes de entrar en la siguiente, a la izquierda nace un camino que baja directamente a la Rambla de las Tres Fuentes.

Descendiendo la rambla pasamos de largo por una zona con decenas de bloques procedentes de la cantera que se encuentra en lo alto de la ladera. Poco más adelante, cuando han pasado diez minutos escasos desde que se empezó a recorrer la rambla, hay un ensanchamiento de la misma. A la izquierda nace una senda delimitada por una hilera de piedras que en un corto ascenso por la ladera nos lleva sin pérdida hasta la Cueva de la Moneda. Desde el aparcamiento no se tardan más de veinte minutos.

Ubicación de la Cueva de la Moneda desde la Rambla de las Tres Fuentes

Entrada a la Cueva de la Moneda - Pinoso La gruta está formada por el desgajamiento de un bloque calizo que apoyado en la ladera forma una cavidad de 26 metros de profundidad y 4 metros de anchura máxima, llegando a alcanzar los 7 metros de altura. Los restos cerámicos encontrados en la cueva hacen pensar que su ocupación data del final del Eneolítico y el comienzo de la Edad del Bronce. Lo más seguro es que fuera un refugio temporal para cazadores o pastores, uso también documentado hasta hace poco.

La cueva es hoy un santuario Mariano dedicado a la Virgen del Rosario. Hay incluso unos rústicos bancos que recuerdan que en varias ocasiones se ha dado misa en el lugar. Orientada al SO el sol inunda la cavidad por las tardes iluminando la imagen de la Virgen situada en una roca que se alza en mitad de la cueva y que se ha utilizado a modo de altar.

Virgen del Rosario en la Cueva de la Moneda Determinados lugares considerados sagrados en la antigüedad se van adaptando al culto de las diferentes épocas, conservando siempre en el acervo popular esa relación con la divinidad. Aunque no se han encontrado restos que justifiquen esta posibilidad en el caso de la Cueva de la Moneda, esta es una hipótesis sugerente. Quizás el hecho de que hoy sea un santuario proviene de más lejanos cultos paganos que hoy se escapan a nuestra memoria.

De vuelta al área recreativa podemos recorrer la senda Gal.lers, que parte junto a la caseta de información. A lo largo de tres kilómetros se recorre el barranco de la Quitranera, uno de los que van a desembocar a la Rambla de las Tres Fuentes. Es un bello recorrido con paneles que informan de las diferentes especies de plantas y árboles que seguro poblaban este monte cuando se hizo uso de la Cueva de la Moneda en la antigüedad.

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

Si te gusta el senderismo, el arte o la arqueología, prueba a visitar mis otros blogs: