.
.

TOSSAL DE LA MALLADETA– Santuario íbero–Villajoyosa

Santuario ibérico del Tossal de la Malladeta - Villajoyosa

El Tossal de la Malladeta fue un importante santuario ibérico. Es un cerro costero que controla visualmente la costa de Alicante desde el cabo de Santa Pola hasta la Sierra Helada de Benidorm.

El Tossal de la Malladeta está muy cerca de Villajoyosa, en la partida del Paradís. Para llegar hasta él se puede seguir una ruta a pie muy cómoda desde La Vila: Ruta Villajoyosa – Tossal de la Malladeta . También se puede llegar a sus cercanías en coche, aparcando en la salida de la Playa del Paradís hacia Villajoyosa.

Tossal de la Malledeta - santuario íbero

Gracias a un proyecto hispano-francés se procedió a la excavación del yacimiento entre los años 2.005 y 2009. Se sabe que aquí hubo un santuario por los restos de terracotas y estatuillas femeninas que según los investigadores representan a la Diosa Madre. Seguramente representan a Tanit, que podemos decir que era la diosa más importante del panteón íbero, la que podríamos considerar la Diosa Madre íbera.

Exvoto hallado en el Tossal de la Malladeta - Vila JoiosaOtra prueba de que el lugar fue un santuario es el exvoto ibérico que apareció en el Tossal de la Malladeta y que es el  más importante del patrimonio alicantino. O al menos el más famoso. Es un varón que porta una lanza y que ha sido elegido por el MARQ, el Museo Arqueológico de Alicante como uno de sus símbolos multimedia.

Este cerro costero fue lugar sagrado durante cinco siglos, desde el IV. a.C hasta el I. d.C. Es decir, siguió siendo santuario incluso en tiempos en que la Contestania ibérica estaba dominada por los romanos. Este respeto al santuario por los conquistadores hace pensar que el Tossal de la Malladeta debió ser un santuario de gran importancia en el levante peninsular.  Con el habitual sentido práctico romano este santuario fue incorporado a los lugares sagrados de los recién llegados. Se piensa que el santuario fue abandonado por la continuación del culto en otros templos de la ciudad romana cuyos restos están bajo el casco antiguo de Villajoyosa.

Torre del Tossal de la Malladeta - VillajoyosaOtro dato interesante es que aquí se han encontrado restos de inscripciones de acuerdos comerciales. Esto, junto con el hallazgo de objetos procedentes de lugares distantes del Mediterráneo y de regiones lejanas de la Península Ibérica prueba que el santuario era un lugar donde las transacciones comerciales se llevaban a buen fin ante la supervisión de los dioses. Un juramento o trato realizado aquí que fuera transgredido podría traer mil desgracias al infractor. Esto hoy puede parecernos poco importante visto desde el mundo racional en que vivimos. Hace dos mil años, donde todo estaba regido por la voluntad de los dioses en la mente de aquellos íberos y romanos, era un seguro para los pactos alcanzados.

Desgraciadamente del edificio del santuario no queda nada. Debió estar en lo más alto del Tossal de la Malladeta, donde hoy se encuentra una torre moderna que debió sustituir a una antigua torre de vigilancia costera. Desde las aperturas de la torre podemos ver en su interior restos de algunos muros en una cata que se realizó. Estos restos podrían pertenecer a ese antiguo santuario.

En la ladera podemos ver los restos de algo más de media docena de habitaciones que las excavaciones han sacado a la luz. Debieron estar relacionadas con el santuario. ¿Quizás el lugar donde vivían los sacerdotes, druidas, guardas o sacerdotisas que se ocupaban de atender a los fieles y dirigir los ritos?

Escavaciones en el Tossal de la Malladeta - VillajoyosaHabitación del Tossal de la Malladeta - La Vila

El Tossal de la Malladeta está a kilómetro y medio de Villajoyosa, ciudad que se identifica con la antigua Alonis de los textos antiguos. No sería extraño que la gente de Alonis se desplazara en determinados días del año al santuario del Tossal de la Malladeta, de la misma manera a como hoy lo hacemos a muchos santuarios cercanos de muchos pueblos y ciudades.

 

No cabe duda de que el enclave tiene magia. El horizonte marino se arquea de Este a Oeste en amplia panorámica. El tossal se interna en las aguas del Mediterráneo como la proa de un barco que quiere ir hacia lugar donde nace el sol. Detrás, hacia el oeste, a 12 kilómetros, se alza magnífica la silueta del Puig Campaña. Donde hoy se levanta la torre no es difícil imaginar el santuario, que pudo ser, por ejemplo, parecido al del Santuario de la Luz, en Murcia.

El Tossal de la Malladeta cuando cae la tarde

El ayuntamiento de Vila Joiosa ha habilitado el Tossal de la Malladeta como mirador.  Estaría bien que se instalaran algunos paneles informativos sobre el santuario que aquí hubo hace más de 2.000 años. Así todo visitante podría percibir más fácil la espiritualidad que De alguna manera esa espiritualidad que aun tiene el lugar. Espiritualidad tan ligada al Mediterráneo y que todavía forma parte de todos nosotros.

Ruta Villajoyosa – Tossal de la Malladeta

Rouillard P, et al. El Tossal de la Malladeta. Las excavaciones hispano-francesas (2005-2011). MARQ, 2011

© Julio Asunción
julioasuncion@hotmail.com

Ir a mapa de yacimientos
Ir a índice de rutas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada