.
.

TORRE DE SAN JOSÉ 2/4 El monumento funerario

- Anterior: Torre de San José - La recuperación de una joya de la arqueología romana.

La torre de San José se encuentra en un lugar muy hermoso de la costa alicantina. se encuentra a un centenar de metros del mar y junto a la playa de Torres llamada así por estar en la desembocadura del río Torres.
Ubicación de la Torre de San José en la Playa de Torres
Tras hacerse el Ayuntamiento con los terrenos de la torre en el año 2006 se decidió poner en valor la Torre de San José . Se procedió primero a la excavación científica de la torre y sus alrededores, para documentar perfectamente el monumento funerario y así elaborar la reconstrucción más fiel. En la excavación se encontraron varias decenas de sillares de la torre. Los mejor conservados se pudieron aprovechar en el recrecido de la misma. Aunque se piensa que la torre estaba coronada por un remate piramidal, este no se reconstruyó ya que no se encontró en las excavaciones ningún resto del mismo. 
Y así llegamos al presente. En un lugar muy bello como es la cala y playa de Torres se levanta de nuevo orgullosa de su pasado la Torre de Sant Josep. Es un ejemplo de como se debe recuperar el patrimonio.
La Torre de San José también llamada de San Josep
La Torre de Sant Josep es una tumba monumental. Fue construida en entre el 150 y 170 d.C. en tiempos del emperador Adriano. Es monumento turriforme romano más grande de la Península Ibérica. La torre tiene planta rectangular (6,39 m.x5,87 m.) y se levanta sobre un podio escalonado. Esta orientada a los cuatro puntos cardinales. La decoración de la torre es austera, con cuatro pilastras de orden corintio en las esquinas. Esta sencillez por otra parte aumenta su monumentalidad al crear una compacta masa de piedra que se levanta imponente sobre el terreno. El monumento turriforme alcanza hoy, tras la restauración, 9,78 metros de altura. 


Proyecto de reconstrucción según Abad y Bendala
En la restauración no se añadió el remate piramidal que se supone coronaba la torre, ya que no se encontraron restos del mismo. Aun así se cree que efectivamente la Torre de Sant Josep iba coronada con un remate piramidal al modo como lo están otras torres funerarias romanas. La Torre de Sant Josep tiene similitudes con otras torres funerarias del Norte de África principalmente. Se cree que el mundo romano hizo suyo este tipo de monumento a través de las influencias púnicas y orientales. A la hipótesis del remate piramidal contribuye la solidez de la torre y de la bóveda de cañón de la cámara funeraria interior, bóveda que no hubiera sido necesaria de haber sido plano el remate del monumento. La pirámide es símbolo de inmortalidad y de ascensión a los cielos. El origen de este simbolismo viene de Egipto y se extendió por el norte de África y Europa.Con el remate superior piramidal la Torre de San José debió llegar a los 12,5 metros de altura, es decir, como un edificio de cuatro plantas aproximadamente. Bajo tierra además se conservan otros tres metros de cimentación de hormigón y sillería romanos. Además en las excavaciones arqueológicas se encontraron
La bóveda de la cámara funeraria de la Torre de San José
La Torre de San José tiene en su interior una cámara funeraria abovedada  que hoy podemos ver ya que en la restauración se ha dejado en parte descubierta. En origen la cámara funeraria estaba cerrada al exterior salvo por dos orificios situados en los lienzos este y oeste que se utilizaban para libaciones. No debe ser casualidad esta orientación: el este, el amanecer, el nacimiento. El oeste, el crepúsculo, la muerte. En estos agujeros se dejaban caer líquidos, principalmente vino, en honor al difunto en los días de la conmemoración del día su nacimiento o de muerte o en los días en que se celebraban culto a los muertos. ¿En honor a quién se celebraron ceremonias funerarias en la Torre de San José? ¿Quién estuvo aquí enterrado? La averiguaremos en la siguiente entrada del blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario